La pesca en río Puelo

Todos los pescadores han escuchado decir que el Río Puelo es un paraíso para la pesca deportiva.
Esta afirmación es correcta, pero no por ello se puede pensar que se trata de un río de pesca milagrosa.
No es raro que de aquí se vaya sin pescar nada y este evento se produce porque el pescador suele estar desinformado sobre las diversas posibilidades del río.
En efecto, el Puelo y su cuenca y área de influencia, otorga muchas posibilidades a los pescadores de realizar diversas prácticas de esta y por tanto, la probabilidad de éxito esta relacionada con la capacidad de entender el entorno y saber adaptarse a este.
Los últimos 10 años, la presencia del Salmón Chinook ha generado una marca en el destino, siendo este enorme y combativo pez, el sueño de nuestros pescadores visitantes, cuando en realidad la ocurrencia de sus runnings ha sido de un comportamiento errático y por tanto poco predecible.
El río por otra parte, ofrece en su cuenca, diversos paisajes aptos para buscar sus también combativas truchas farios (marrones), arcoiris, y una pequeña pero creciente población de las increibles fontinallis (trucha de arroyo).
Por otra parte esta el Estuario del Reloncaví, brazo de mar donde el Puelo deposita sus generosas aguas y donde se produce un riquísimo ecosistema que contiene múltiples especies de alto valor para la pesca recreativa, tales como merluza y rollizos y, en determinadas condiciones la presencia de Sierras, Atunes y los mismos Chinook que luego entran a los ríos.